Translate

YOU SHOULD'VE KNOWN...

YOU SHOULD'VE KNOWN...

5:29 a.m. "MIEDOS"

Luego de todo lo que tratamos de olvidar de nuestra mente, nos damos cuenta que sigue estando tu sonrisa iluminando este lugar. Y que nada era mejor que eso. Absolutamente nada era mejor que verte sonreír hasta quedar dormido en tus brazos. Junto a vos. Junto a tu calor.
Tal vez no podamos olvidar jamas todo aquello que tuvimos, o tal vez lo olvidemos y estas palabras sean el único instrumento que tengamos para que en algún momento de nuestra vida volvamos a recordar todo lo que alguna vez fuimos. ¿No lo crees?
Me gustaría abrir todas las puertas y esperar a que vuelvas a entrar. Me gustaría volver a encontrar a esa persona que conocí hace muchísimo tiempo atrás, y que no se quede solo en mi mente. Me gustaría dejar de sentirme culpable al no haber podido conseguir mi fantasía perfecta con respecto a ambos. ¿No iba a ser por siempre? Estaba dispuesto a eso.
Hay veces que creemos que todo está en nuestras manos... hasta que nos damos cuenta que nada fue como quisimos, y nada lo será en cierto modo de esa manera. Siento en mi pecho un temblor, no de esos que solía tener cuando estaba completamente feliz. No, no es de esos. Es de esos temblores que suelo sentir cuando tengo miedo, estoy desesperanzado, tengo mucha nostalgia, soledad... o simplemente nada está como debería. 
¿Alguna vez pensaste que esto iba a ser por siempre? Es extraño pensar eso. Y es extraño no confiar en absolutamente ninguna palabra que escucho o leo de cualquier persona, modo, producto, lo que fuere. No confío en absolutamente nada. Y sinceramente es algo extraño, ya que estoy armando una coraza que hace que me aleje completamente de todo lo que en algún momento podría ser algo bueno para mi mismo. 
Largas fueron las conversaciones que crearon mis sentidos para tratar de recobrar el sentido de todo lo que estaba pasando. Me sentí junto a la ruta viendo como ibas desapareciendo hacia lo lejos. ¿Dónde estabas yendo? Deberías haberte quedado conmigo. Por siempre.

En sueños te sigo viendo, y te sigo tratando de hacer entender que nada fue como lo quise realmente. Y luego despierto para darme cuenta que el tiempo se está tomando venganza para hacerme sentir todo aquello que no debería. O tal vez sí. ¿Me estás entendiendo? Triste. Trágico. Todo se cae.
Nada puede hacer que vuelva a seguir en pie lo que alguna vez creí posible. Todo aquello que en algún momento creí que sería lo mejor para ambos. 
Qué triste es pensar que uno puede llegar a tener miedo de enamorarse en algún momento de su vida. Y ahora lo veo de esa manera. No lo pensé antes, y ahora que estoy en mi pérdida lo compruebo. No hay mayor miedo que el que se siente al enamorarse de alguien. No hay mayor miedo a darte cuenta que en ese momento comenzas a tener algo para perder. Y que en cualquier momento podes llegar a perderlo y quedarte sin nada. Absolutamente nada. Sólo el dolor y la pena de decir que nada fue como alguna vez lo quisimos. Nos quedamos solos con nuestras mentes cambiantes y esperamos a que el recuerdo se borre con el paso del tiempo. O en caso contrario, algunos tratan de borrarlo con el reemplazo de protagonistas. Y eso me parece más aberrante todavía que tratar de hacer un pacto con el tiempo para no seguir de tal manera.
Lo único que sé es que estamos destinados a enamorarnos de la persona equivocada una cierta cantidad de veces. Muchas. Y todas estas van a ser lecciones para poder saber conllevar la que sea verdadera. O tal vez nos quedemos disfrutando nuestra soledad sin siquiera sentirnos solos. Pueden pasar muchas cosas que creo que para un chico de 19 años es muy temprano pensarlo. ¿O no?. 
Nunca creí que todo se iba a perder de esta manera.  Nunca creí que lo que pensaba en los momentos de enojo, iba a ser verdad. Y nunca me dí cuenta de que nada es como parecía, o como me parecía a mi, tal vez. Porque nada es como siempre lo quisimos. Sólo tenemos que aprender a vivir con el dolor, con el corazón roto. Y lograr que todo vuelva a ser como antes. Nosotros volvamos a ser como antes.
Y disfrutar cada segundo, minuto, hora, día, semana, mes, año... etc. Porque es así como se vive la vida, tratando de aprender de cada día y, tratando de hacer lo que siempre quisimos para nosotros mismos. Porque, de todas maneras, todo en algún momento se acaba... y nunca sabes cuando es el último momento. No hay nadie que te lo diga, no hay algo que te avise que no se volverá a sentir de tal manera, no hay nada que te pueda llegar a ayudar a darte cuenta que todo en algún momento se cae a un precipicio y no vuelve a estar más. Sólo yo, en este momento, te lo estoy diciendo. Porque es así como lo veo en este momento y esto realmente está sucediendo.

No creo que debas seguir pensando. Creo que debes comenzar a actuar.


Ramiro.

No hay comentarios:

Ramiro Celecia team. Con la tecnología de Blogger.