Translate

YOU SHOULD'VE KNOWN...

YOU SHOULD'VE KNOWN...

Todo esto está en mi mente.

29/04/2017

Y te pienso todos los días. Y cada vez un recuerdo se viene a mi mente más a menudo. Y siento que hay algo que todavía me conecta a vos a pesar de que hayan pasado ya 8 meses de aquella vez que nos despedimos.
Sigo sin entender como tanto amor pudo haberse convertido en oscuridad. Y como ya dentro de poco va a ser un año que no estamos más juntos y sigo sintiendo un vacío en mi cama, en mis mañanas, en mi vida.
Todo me recuerda a vos... una canción, una calle, un lugar, una comida, una posición para dormir a la noche, una foto, un olor, un sonido, todo. Y creo que es cuestión de admitirme a mi mismo que te extraño demasiado. Que este tiempo solo y de haberlo intentado con alguien más no significó nada para poder cerrar la etapa.
Sigo enamorado de vos. Sigo siendo el mismo que se enamoró de vos aquel día en septiembre del 2014. Aquella noche en noviembre del 2014 donde sentí que mi corazón estallaba al costado del río. Recordas?
Nunca creí que lo nuestro tenía un final, nunca creí que iba a ser un desconocido para vos, nunca creí que íbamos a vivir tanto y que ibas a olvidar tan fácil. ¿Cómo es tan fácil para vos? A mi me cuesta horrores. Te necesito ver una vez más para entender absolutamente todo.
Te extraño. Extraño cocinarte. Extraño saber de vos. Extraño ser parte de tu vida. Extraño nuestras charlas a media noche en la cama. Extraño mirar Investigation Discovery con vos. Extraño hacerte sorpresas. Extraño abrazarte por las noches. Extraño pelear con vos para que no traigas a la cama esa bufanda que siempre querías traer. Extraño sentir tu calor. Extraño sentir tus labios besarme. Extraño tu mordida en el cachete antes de dormir. Y que esperes con el oído en mi boca que te diga "te amo". Extraño todo de lo que teníamos.
Pero el tiempo pasó muy rápido. Cada uno hizo su vida. Cada uno decidió "olvidar" todo y volver a comenzar. Pero me es imposible si sigo teniendo este sentimiento.
Perdón por volver a vos. Espero alguna vez leas esto y sepas que a pesar que el tiempo haya pasado, yo te sigo pensando y recordando. Porque hoy te lloro, ayer te sonreí. Espero mañana no siga siendo igual.


Ramiro.
Estoy triste porque todo el verano me recuerda a vos una y otra vez.
He estado bien, más ocupado que siempre. Trabajando e intentando olvidar.
Olvidar que la última vez que nos vimos no pudo haber una buena despedida porque sinceramente no creí sería la última vez que nos veríamos.
Y acá estoy yo, con todo mi orgullo volviendo a escribir para decirte que te extraño y que todo esto no significó nada para mí mas que darme cuenta cuanto te amaba.
Estos días no he podido dormir bien, estuve repitiendo en mi mente situaciones pasadas... como cuando fue mi último cumpleaños y no estuviste presente.
Luego recuerdo en el invierno cuando te sentí más frío que nunca.
Entonces estoy acá de nuevo creyendo que lamento todo lo que pasó en ese último tiempo, deseando que algún día quieras volver a verme y me veas cambiado como lo estoy.
Extraño tu sonrisa, tu mirada, la forma en la cual me hablabas a las 2 de la madrugada.
No puedo volver el tiempo atrás si lo quisiera, entonces si estás tan lejos como parece serlo lo voy a entender.

Y se que es muy tarde para arrepentirse aunque este comiéndome mi orgullo para decirte que te necesito. Resulta que la libertad que tanto buscaba no significó nada más que extrañarte.
Pero se que vos no lo lamentas como yo lo hago.
Por alguna razón mi habitación esta fría y me pongo a mirar un video que filmé en tu cumpleaños del 2015 cuando abrías los regalos que te había dado.
Tal vez fue mi mala precisión para entender de qué se trataba el amor, o tal vez fuiste vos a arruinarlo en aquel momento en el cual huiste de mi y de lo que estabas sintiendo.
Porque hoy ya no duele, ya no sangra, ya no llora. Pero sigo teniendo un album de fotos en mi computadora con nuestros día de gloria, justo antes de que empieces a volver a ser como tu pasado.
Y tal vez te haya olvidado lo suficiente como para recordar por qué te necesité, pero ahora estoy en el medio de la noche creyendo que nunca voy a volver a sentirme de la misma manera porque estoy completamente con miedo respecto de todo y todos.
Tal vez nos perdimos en el camino, tal vez te exigí demasiado. Tal vez me enamoré de otra persona. Y aunque no hayas vuelto nunca más de aquel adiós, sigo llorando porque recuerdo absolutamente todo.
Ya aunque sea un año nuevo y crea que el tiempo vuela, sigo paralizado en este momento cuando estabamos los dos juntos al agua y te prometí amarte por siempre. Porque sigo teniendo tu remera de dormir en mi cajón y sigo creyendo que guardas las fotos que alguna vez te regalé para colgarlas en tu pared.
El viento en la cara, las sonrisas de ambos, todo en blanco y negro. Bajar las escaleras sosteniéndote por la espalda y creyendo que te iba a amar por siempre.
Estoy llorando y es completamente irrazonable que lo esté haciendo. Pero me duele. Me duele profundamente sentir que dos años de relación son ignorados por completo.
Me duele saber que la persona con la que compartí mi vida durante los últimos dos años pueda llegar a pasar por al lado y hacer como si no existiera. Hacer como si soy un completo desconocido.
Realmente a veces no entiendo las maneras que tienen las personas de defenderse. Como tampoco entiendo defenderte de qué. No te hice daño en absoluto, no teníamos por qué haber terminado de esta manera.
Me hubiera encantado poder llegar a mirar atrás y no sentir que me arrepentía de absolutamente nada. No es que lo haga, pero sinceramente creo que desconozco a la persona que estuvo a mi lado hasta hace unos días.
¿Qué se te pasa por la cabeza? ¿Por qué actuar como si fuéramos a pelear constantemente? ¿Por qué armar una guerra conmigo cuando sólo quise dar un paso al costado de una situación que no cambiaba?
Ojalá no mires atrás en el futuro arrepentido por la decisión que estás tomando, porque juro que nunca más voy a volver a estar acá. Perdón.

La soledad

Me encuentro sentado en el mismo sofá de años anteriores pero en un nuevo lugar. Veo las luces de los edificios a través de mi ventana y no dejo de preguntarme qué estarán pensando en este momento.
La música me acompaña, eso no ha cambiado. Es como una marcha de la muerte que te lleva a pensar más de lo que deberías. Piensas en una tragedia que se viene y te preguntas si realmente puedes seguir sin tenerlos a ellos alrededor de ti.
A veces no funcionan las relaciones y a pesar d eso debemos seguir adelante. Tal vez llegue un punto en el cual tenga equilibro en mis relaciones. Hoy no es el día.
Me encuentro solo en mi nuevo departamento. Mi familia es un lío y se encuentra lejos. De todas maneras, nunca tuve buena comunicación con ellos, pero aún así nos queremos lo suficiente.
Mis amigos están lejos, los verdaderos, porque luego están los que creía que lo eran que la vida los fue alejando de mi vida. Tal vez así suceda siempre.
Y pareja no tengo, me encuentro solo conmigo mismo y es una sensación extraña porque nunca antes lo había hecho.
De todas maneras pensar en estas cosas me alivia un poco.
Nunca aprendí a abrirme con las demás personas cuando me sentía mal. Todavía sigo esperando que las personas por arte de magia entiendan lo que me sucede. Es como un sexto sentido que creo que sólo me pasa con pocas personas. Una de ella es Ludmila, mi mejor amiga. En realidad es como una hermana (no sé por qué estoy contándote esto). A lo que iba es que no puedo cambiar eso de mí y me gustaría demasiado.
 Me gustaría también poder encontrar la estabilidad emocional suficiente como para despertar y no extrañar a nadie. O para decirme a mi mismo cuán afortunado soy de estar vivo todos los días.
No es que tenga pensamientos suicidas o algo similar, sólo que me gustaría recordarme a menudo esas cosas.
De todas maneras creo que aunque encuentre esa estabilidad no va a significar que no añore situaciones o personas pasadas. Tal vez ellas también lo hagan, o lo hacen en este preciso momento. Ojalá que sí, porque aunque no me lo hagan saber, eso me haría sentir incondicionalmente que hice las cosas bien con algunas personas.


Tal vez este sea el comienzo de encontrarme a mí mismo. Y tal vez esto sea todo lo que siempre necesité.


Hoy es 2 de agosto del 2016. Y, si leo publicaciones anteriores, mis cosas no han cambiado demasiado. Cambian los personajes, los lugares, pero la esencia es la misma.

Ramiro Celecia team. Con la tecnología de Blogger.