Translate

YOU SHOULD'VE KNOWN...

YOU SHOULD'VE KNOWN...

Yo siento.

Lentamente las hojas de los árboles ya no caían más como solían hacerlo en tiempos pasados que recuerdo una y otra vez en mi mente gracias a esta canción que suena lentamente. Es como un caleidoscopio de emociones en las cuales en un momento todas llegan al mismo punto y chocan las unas con otras. Explotan. Yo exploto.  Y todo comienza a intentar derribarse nuevamente como siempre lo ví, pero de pronto despierto de este estado y me llega un texto tuyo que dice: "te extraño" y todo vuelve al mismo lugar en que estaba justo antes de haber caído.
Podría recordar todo por mucho tiempo más y caer de nuevo, pero decido apostar por este presente más que alentador y hacerlo bien esta vez. Y quisiera saber si en algún momento va a volver a apagarse la luz que veo frente mio, en mi camino, donde todo pareciera verse claro ahora. Tan claro que me parece extraño por momentos,  pero no voy a pensarlo demasiado ya que no te gusta que sea de esa manera.
Y es que quiero tener todo bajo control,  cada detalle, cada error, cada una de las etapas de este sinfín de emociones intensas que me haces sentir con tu sola presencia. No sé si imaginas como hubiera sido esto si ninguno de los dos hubiéramos esperado tanto tiempo confiando en los dos, en que todo iba a mejorar e íbamos a poder estar juntos de la manera que lo quisimos.
Tal vez fue casualidad la que nos presentó esa madrugada cuando hablamos por primera vez, tal vez fue el destino, tal vez algo intentaba hacernos llegar a donde estamos ahora... cada situación, cada relación fallida,  cada golpe,  cada alegría. Tal vez todo eso y más siempre buscaron que estemos juntos en este momento y todo lo que nos sucedió anteriormente era para que aprendamos de cierta manera un par de cosas para poder afrontar lo difícil que iba a ser esto.
Sinceramente creí que con tanta experiencia lo ibas a saber todo, ibas a poder congeniar con mis problemas de una manera más fácil. Pero veo que justamente mi mala perspectiva es lo que nos une tanto, y por eso veo millones de mariposas volar una y otra vez a tu alrededor porque estoy sintiendo muchas cosas de la mejor manera.
Y tal vez el hecho de que estemos ambos dos buscando lo mismo y, a su vez, vengamos de caídas duras,  nos hace querer y creer que esto realmente podría llegar a ser todo lo que buscamos en su momento. Y aunque no te guste mucho la luz a mitad de la madrugada cuando tengo mi cabeza sobre tu pecho y yo quiero verte a los ojos porque es el momento que más disfruto, cerca ambos con nuestros labios los suficientemente cerca pero no se tocan. Y tal vez esto siempre fue peligroso pero realmente no puedo decidir nada que no sea quedarme y pedirte que te quedes. Y puede que todo lo que seamos sea ilusión y dolor tratando de congeniar y lo único que logramos es que todo brille cuando estamos solos en la oscuridad uno con el otro y todo pareciera como si el tiempo se hubiera detenido. Ese momento es peligro,  ese momento no habla, ese momento me gusta y hace que tenga tu nombre dando vueltas todo el camino a casa y me pregunte si  en algún momento me seguirías para decirme que realmente a vos también te gusta.
Creo que muchas veces creí que eras intocable,  algo que tal vez estaba destinado a no ser y te llamaba todas las noches para que regresaras a mi como esa tarde en que nos conocimos y comencé a entender qué era lo que estaba en juego. Y no sé si te lo dije alguna vez... pero creo que tus ojos brillaban mucho más que el sol y yo por dentro, mientras sostenías mis manos gritaba: "¡Dale, deci que queres estar conmigo también. Decime que vamos a poder estar juntos!" Y en el medio de la noche, justo antes de comenzar  a soñar,  me decía dentro mío: "¡Dale, dale, decime que queres estar conmigo. Decime que vamos a poder estar juntos!"
Creo que vos te diste cuenta que en ese momento estaba comenzando a caer ante tu mirada y a darte cuenta que todo lo que te demostraba era mis inmensas ganas de volver a sonreír. Y me gustaría mentir diciendo que en mi cabeza no quería besarte, pero dentro mío una y otra vez me decía: "no, vos ya estuviste en este lugar y eso está mal. Esto no tiene razón de ser. Es irracional" y volvía a caer en la dura realidad.
Y de esas y otras complicaciones más son de las que hablo que afrontamos durante este tiempo y pudimos llegar donde estamos ahora sin tener noción de como todo esto era de la manera en la cual nunca lo pensamos pero en el fondo lo queríamos. Yo lo quería,  y lo quiero por mucho tiempo más.
Porque pueden haber millones de colores que describan las situaciones que se me presentan, pero creo que hoy más que nunca tengo un sinfín de colores en mi mente que todo lo que dicen es que: "Algún día seré lo suficientemente fuerte para levantar no a uno, sino a ambos de nosotros" (como el Mandala que pinté)
PD: Nunca olvides cada palabra que dije el primer día que nos vimos,  y no olvides donde estuvimos... porque eso fue algo sagrado. Te quiero.


Ramiro.


No hay comentarios:

Ramiro Celecia team. Con la tecnología de Blogger.