Translate

YOU SHOULD'VE KNOWN...

YOU SHOULD'VE KNOWN...

En mi luz

Escribo esto de la manera más sincera que puedo porque es la mejor manera que, creo yo, va a ser plasmado como lo estoy sintiendo en este momento. Y es que tengo un sentimiento de nostalgia y un síntoma de extrañar a alguien que fue muy importante para mi y en este momento lágrimas caen por mi rostro y me hacen sonreír al recordar todo lo que esos días de frío vivimos juntos los dos.
Debo admitir que comencé a recordar todo esto al volver a escuchar uno de tus discos favoritos, de tu banda favorita y uno de los discos que escuchamos por primera vez juntos en abril del año pasado. Recuerdo haber estado ambos dos en mi departamento una mañana de lluvia, creo que era sábado, y vos ayudándome a organizar mi departamento porque en horas viajaba a mi ciudad y mi hermana me había pedido que deje todo ordenado. ¿Lo recordas? Yo limpiaba y vos jugabas con mi erizo, cambiabas de música y me contabas sobre los planes que tenías en ese fin de semana. 
Recuerdo que era un día más de todos aquellos que viajabas desde tu ciudad a la mía sólo para verme y acompañarme, y como cada vez que volvía a mi ciudad me acompañabas a la terminal a esperar que me tome el colectivo. 
Recuerdo también que ese día había perdido mis auriculares y me prestaste los tuyos y tenía algo tuyo durante todo el viaje, recuerdo que me abrazaste fuerte mientras estábamos en la terminal y me dijiste que me ibas a esperar. Y así lo hiciste...
Sé que esto puede ser muy tarde, y que tal vez el sentimiento se haya desvanecido como todo aquello que me frenaba a sentir algo en ese momento. O a demostrarlo mejor dicho, porque sentía cosas que hasta el día de hoy recuerdo. ¿Te das cuenta? Y los recuerdo con una sonrisa en mi cara y diciéndome a mi mismo: "por primera vez me sentí feliz, libre, querido y cuidado al mismo tiempo" Porque vos me hacías sentir de esa manera cada una de las noches que pasábamos juntos...

Largas noches dando vueltas en tu ciudad con tu auto, tu música en el reproductor a mucho volumen, y a veces escuchábamos de la mía. Mi mano sosteniendo tu mano y vos contándome una y otra vez cosas que recuerdo como si fuera ayer que me las dijiste. Y yo interrumpiéndote para hacerte chistes irónicos y vos me decías "sos un bobaso, te odio, dejá de hacerme bullying" y yo riendo como nunca antes lo había hecho.
Luego frenábamos en el anfiteatro y nos sentábamos horas y horas durante la madrugada a hablar, vos me contabas tu experiencia como mochilero hacía unos veranos atrás y yo te contaba sobre cómo me gustaría hacerlo en algún momento de mi vida, aunque seguramente no aguantara ni un día sin poder tener las comodidades de las cuales estoy acostumbrado. Bebíamos y a veces invitabas a tu mejor amiga o íbamos a la casa donde ella vivía y cenábamos junto a ella, luego dábamos vueltas los tres por tu ciudad y ustedes contándome acerca de la historia, de cómo aquellos edificios grandes se crearon y qué clase de boliches había en la ciudad.
Debo admitir que muchas veces dejaste que manejara tu auto, me llevaste a una calle oscura alejada del centro y cerca de la ruta; eran creo casi las cuatro de la mañana y vos me enseñabas a manejar, y cada vez que lo hacía mal y yo decía: "desisto, esto no es para mí" vos me dabas la confianza de que si lo hacía nuevamente iba a aprender, y así fue.
Recuerdo las veces que secabas mi lágrimas porque los recuerdos del pasado que estaba muy presente me hacían mal, y cómo me abrazabas dándome la protección que necesitaba en ese momento. Cómo en tu habitación, estando tus padres en el piso de abajo, nos besábamos y me enseñabas a hacer malabares con tus dos pelotas. (Admito que lo que más me gustó de vos fue tu forma de ser tan espontánea, tan bohemia, tan perfecta y a la vez imperfecta) 
Había tardes en las cuales tocabas en tu guitarra mis canciones favoritas, las cuales te habías aprendido sin saberlo y me sorprendías. Así como te aprendiste los acordes de una de las canciones que alguna vez publiqué en Facebook, serían las canciones que si alguna vez se las aprenderían me llegaría a enamorar. Lo hiciste y lo hice. Ambos lo hicimos: vos te aprendiste la canción, yo me enamoré sin darme cuenta.
Recuerdo cada vuelta a la gran ciudad y vos esperándome en la terminal para verme al menos un segundo, y a veces acompañarme hasta mi departamento y pasar el día juntos. Ir al cine a ver la final de la película que me gustaba y que a vos no te gustaban esa clases de películas, y que cuando salimos quedaste como: "no me gustan esta clases de películas, pero lo hice por vos y estoy acá por vos. Para compartir más cosas con vos" y yo realmente pensaba que todo era sensacional.

Pero también recuerdo los momentos en los cuales nos alejamos culpa mía, por tomar decisiones equivocadas, y como todo se terminaba hasta que volvía a necesitarte. Está mal, lo sé, pero así fue mucho tiempo. Y también recuerdo cuando te alejaste por completo para siempre, y fue lo que más me dolió y nunca logré entender. Hasta que meses después volviste a aparecer con un mensaje en Facebook muy informal el cual explicaba la situación, estabas más lejos que nunca... te habías mudado a Buenos Aires y habías desaparecido por completo. Te extrañé, me enojé y te lloré. 
Luego comencé a recordar, como ahora, las cosas hermosas que vivimos y porqué fuiste tan importante en mi vida sin haberte dado cuenta en lo absoluto. Y cómo volvería a todos esos momentos y los repetiría una y otra vez, y te haría saber que yo también sentí cosas grandes por vos, que aún siguen estando latentes en mi corazón. Por siempre lo van a estar.

Perdón por volver el tiempo atrás luego de tanto tiempo, sé que esto de nada vale cuando ya cada uno ni siquiera sabe qué es de la vida del otro, pero me gustaría que si algún día volves a entrar a mi blog, así como lo hacías seguido... y así como ansiabas estar acá, y que yo escribiera sobre vos como solía escribir sobre otra persona, sepas que dejaste una marca en mí muy grande, que dudo alguna vez se borre. 

PD: "Podías quedarte en mi luz por siempre y siempre"


Te quiero. Ramiro.

No hay comentarios:

Ramiro Celecia team. Con la tecnología de Blogger.