Translate

YOU SHOULD'VE KNOWN...

YOU SHOULD'VE KNOWN...

hasta que sangró

Estoy acostado en el frío piso de mi departamento y me pregunto constantemente cómo llegamos a convertirnos en esto. Cómo llegamos a destruirnos el uno al otro. Cómo no encontramos la manera de hacerlo de una manera como siempre soñamos. Cómo nos convertimos en extraños. Cómo hicimos para hacernos daño físico de esta manera.
¿Dónde estuviste cuando todo lo que tenías que hacer era protegerme de las pesadillas que tuve? Y, ¿qué se te cruzó por la cabeza cuando veías que todo se estaba prendiendo fuego?
A veces creo que las cosas pasan por algo, tal vez me lo merecí. Tal vez todo esto que sucede me lo merezco. Tal vez no. Me encantaría encontrar una solución a esto y no se cómo hacer.
He intentado encontrar cosas en mi vida que me ayudaran a sobrepasar estas situaciones. Quiero que no todo sea tan oscuro pero no se puede. Quiero confiar en que el destino tiene algo mucho mejor.
Quiero sentirme bien, quiero sentir que el miedo desapareció. ¿Dónde quedaron esos días cuando la única cosa que me hacia perder el miedo por el exterior eras vos? ¿Por qué crees que soy lo peor de vos? ¿Por qué?

Perdón. Perdón. Perdón.

1 comentario:

Unknown dijo...

En qué momento dejaste de decirme que me querías? En qué momento dejaste de abrazarme cada vez que te acostabas al lado mío? Cuándo fue que dejaste de escribirme estados lindos, cartas sentidas? Cuando fue que comenzaste a mirarme diferente? cuando? Te olvidaste de mi, me tenías enfrente.
Sólo te pedía un poco de atención, sólo eso.
Lo único que necesitaba era sentirme seguro, sentirme importante, que se me inflara el pecho cada vez que me mires. Por qué nunca entendiste eso?, el misterio, la indiferencia, el desinterés, LA DUDA gestó algo horrible dentro mío. Algo con quien luchaba todos los días, todo el tiempo. Me puse el mundo entero en contra, defendiendo lo que creí que era lo correcto. Lo mío. Lo nuestro. Nació un monstruo horrible, algo que no quiero, lo peor de mi...
Cuántas veces te pedí un abrazo, una respuesta. Una solución y lo único que venía era enojo, reproches. No estaba susceptible, estaba gritando que me quieras...
Soy de los que piensa que las segundas veces valen la pena. Quizás no fue el momento, tal vez no era ahora. Quien sabe? Nadie puede arrebatarnos el haberlo intentado. Lo intentaría una y otra vez, hasta que mi corazón se cierre y muera de tanto querer. Estábamos preparados de mente, pero no de alma. Había algo en tu interior que seguía viviendo del pasado y mi error fue creer que podía hacer algo al respecto.
Hoy la vida nos pone en caminos separados, una vez más...
Si todavía podes hablar con el Ramiro del cual me enamoré, por favor, decile que lo extraño horrores. Me voy feliz, feliz por haberlo conocido, por haberme regalado los momentos de amor más puro que alguna vez sentí. Pero también me voy triste, por no haber podido despedirme de él, por haberlo dejado ir.
Buscando mi paz, buscando volver a sonreír, en busca de la felicidad.
Ojalá ahora puedas ser vos mismo...

Ramiro Celecia team. Con la tecnología de Blogger.