Translate

YOU SHOULD'VE KNOWN...

YOU SHOULD'VE KNOWN...

La soledad

Me encuentro sentado en el mismo sofá de años anteriores pero en un nuevo lugar. Veo las luces de los edificios a través de mi ventana y no dejo de preguntarme qué estarán pensando en este momento.
La música me acompaña, eso no ha cambiado. Es como una marcha de la muerte que te lleva a pensar más de lo que deberías. Piensas en una tragedia que se viene y te preguntas si realmente puedes seguir sin tenerlos a ellos alrededor de ti.
A veces no funcionan las relaciones y a pesar d eso debemos seguir adelante. Tal vez llegue un punto en el cual tenga equilibro en mis relaciones. Hoy no es el día.
Me encuentro solo en mi nuevo departamento. Mi familia es un lío y se encuentra lejos. De todas maneras, nunca tuve buena comunicación con ellos, pero aún así nos queremos lo suficiente.
Mis amigos están lejos, los verdaderos, porque luego están los que creía que lo eran que la vida los fue alejando de mi vida. Tal vez así suceda siempre.
Y pareja no tengo, me encuentro solo conmigo mismo y es una sensación extraña porque nunca antes lo había hecho.
De todas maneras pensar en estas cosas me alivia un poco.
Nunca aprendí a abrirme con las demás personas cuando me sentía mal. Todavía sigo esperando que las personas por arte de magia entiendan lo que me sucede. Es como un sexto sentido que creo que sólo me pasa con pocas personas. Una de ella es Ludmila, mi mejor amiga. En realidad es como una hermana (no sé por qué estoy contándote esto). A lo que iba es que no puedo cambiar eso de mí y me gustaría demasiado.
 Me gustaría también poder encontrar la estabilidad emocional suficiente como para despertar y no extrañar a nadie. O para decirme a mi mismo cuán afortunado soy de estar vivo todos los días.
No es que tenga pensamientos suicidas o algo similar, sólo que me gustaría recordarme a menudo esas cosas.
De todas maneras creo que aunque encuentre esa estabilidad no va a significar que no añore situaciones o personas pasadas. Tal vez ellas también lo hagan, o lo hacen en este preciso momento. Ojalá que sí, porque aunque no me lo hagan saber, eso me haría sentir incondicionalmente que hice las cosas bien con algunas personas.


Tal vez este sea el comienzo de encontrarme a mí mismo. Y tal vez esto sea todo lo que siempre necesité.


Hoy es 2 de agosto del 2016. Y, si leo publicaciones anteriores, mis cosas no han cambiado demasiado. Cambian los personajes, los lugares, pero la esencia es la misma.

No hay comentarios:

Ramiro Celecia team. Con la tecnología de Blogger.